AMAR ES PELIGROSO


¿A quién no le ha pasado alguna vez estar buscando algo que se tiene justo enfrente y no verlo? Y es que esto ocurre porque no se ve con los ojos, sino con el cerebro. Si con los objetos sucede esto, ¿qué no ocurrirá con lo intangible? No es fácil ver, se necesita abrir cierta ventana para que entre la claridad. Claridad que no se adquiere con los libros. Ventana que no se abre con la cultura. Sócrates decía:”Una vida sin examen no merece la pena ser vivida.” Por otra parte, Osho aseguraba:”Es imposible hacer el mal conscientemente.” Según la Wikipedia:”Consciencia es la capacidad del ser humano para percibir la realidad y reconocerse en ella, mientras que la conciencia es el conocimiento moral de lo que está bien y lo que está mal. En determinadas ocasiones, los términos consciencia y conciencia no tienen diferencias en su significado, de modo que pueden ser intercambiables.” Y San Agustín sostenía:”Ama y haz lo que quieras.” La sociedad impone sus dogmas al individuo y nadie los sometería a examen si ya lo tiene claro. Aunque, sabemos que no hay mejor antídoto para el consumismo al que la sociedad nos aboca, por ejemplo, que cuestionar su eficacia. Por eso el mundo siempre ha crucificado a sus hijos más amorosos, a aquellos que osaron desenmascara la mentira. Yo diría que el análisis de la propia vida nos lleva conocerla. Y después, a amarla como decía San Agustín, porque solo se ama lo que se conoce. Pero amar es peligroso, te pueden crucificar los que hoy dicen amarte, ¿qué hacemos?

72 Vistas

¡Comparte!

Deja un comentario